Saltar al contenido

REACTIVACIÓN PAULATINA DE LA JUSTICIA

Aunque la presentación de escritos Iniciadores de Procedimientos (demandas) en los diferentes Partidos Judiciales de Euskadi estaba operativa desde finales del mes de abril, la activación de la Justicia se va a realizar de forma escalonada a partir de este martes 12 de mayo.

En fecha 9 de mayo se ha publicado en el BOE. la Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de Desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19, la cual prevé la puesta en marcha de la reincorporación escalonada de funcionarios judiciales al servicio a partir del próximo martes.

La orden prevé cuatro fases de desescalada, que se adaptarán en función de los cambios de escenario en la lucha contra el coronavirus que establezca el Gobierno y a las recomendaciones de las autoridades sanitarias conforme a la evolución de la pandemia:

.-Fase 1: denominada “Inicio de la reincorporación programada”. Se inicia el próximo martes. implica la vuelta al servicio del 30% o 40% de la plantilla tanto en los órganos judiciales y fiscalías, como en los Institutos de Medicina Legal y el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. Esta primera escala tendrá una duración de al menos una semana.

.- Fase 2: llamada “Preparación para la reactivación de los plazos procesales”. Prevé que el personal reincorporado ascienda al 60% o 70% en cada órgano o servicio. En ella, el trabajo de los funcionarios podrá distribuirse en turnos de mañana y tarde. Tendrá una duración de al menos dos semanas.

.- Fase 3: denominada “Actividad ordinaria con plazos procesales activados”. Contempla la vuelta al trabajo del 100% de las plantillas.

.-Fase 4: llamada “Actividad normalizada conforme a la situación anterior al estado de alarma”. Comenzará en el momento en que se levanten las recomendaciones sanitarias, permitiendo que se retome al funcionamiento ordinario de cada órgano.

Respecto a la atención al público, se realizará generalmente por vía telefónica o a través de correo electrónico. Si es necesario un trámite presencial, se organizará necesariamente a través de cita y manteniendo la distancia de seguridad y respetando un aforo máximo para garantizarla. Durante la tarde no se prestará servicio de atención al público o a profesionales.

Con estas medidas no se evita el colapso judicial ya existente e incrementado por la pandemia que estamos sufriendo, pero por lo menos, nuestro sector vuelve a ponerse en marcha en defensa de todos los ciudadanos